viernes, 15 de abril de 2016

"Trampas", Cadáver Esqueleto del 13 de abril de 2016 en el Hola Bar-La Alhóndiga (Bilbao)


Trampas
Cadáver Esqueleto del 13 de abril de 2016 en el Hola Bar (La Alhóndiga-Bilbao)




La crónica de la velada de Noches Poéticas se escribe y reescribe en cada convocatoria con el sabor de la participación, el ambiente fresco y relajado, la concurrencia de todas las edades de la poesía y todos los géneros y, en fin, con la amenidad de la buena música y las breves actuaciones dramáticas. En este sentido, pusieron todo de su parte  el Grupo de Teatro femenino, el ingenio de Manuel Cajón, la aparición de Txemi del Olmo acompañado por Amaia Barrena, la música de Txo Braceras con Gabriel Alpuin al saxofón, nuestro incombustible intérprete de canciones de autor, Javier Triguero, y la aparición casual de Michael Mattei, un corso de paso por Bilbao que pidió permiso para interpretar una canción con la que se cerraría la noche bilbaína y la poesía en Bilbao.

En el homenaje a Blas de Otero formaron equipo Mónika Nude, Julián Borao, Javier Arnaiz y Julio González Alonso, con algunos poemas y textos del autor de la villa. A Pablo González de Langarica, recientemente fallecido, le dedicó un sencillo y emotivo homenaje nuestro compañero Javier Arnaiz.

Pero la celebración de la jornada corrió a cargo de Ritxi Poo y la presentación de su nuevo poemario “Trampas al solitario” (Edit. Amargord, 2016) con una cálida acogida seguida de lecturas en las que tomaron parte Ana León, Ernesto Noriega, Pepa Agüera, Greta Frankenfeld, Leire Pascual, Coro Benito, Amaia Barrena, Lander Sánchez, Soraya Pereña,, Miren Díaz, Raúl Gerediaga, Karla Alonso, Javier Larrea, Laureano Jiménez y Javier Bermúdez.


No pudo faltar la tarea colectiva de escribir un nuevo cadáver esqueleto. A partir del título del libro de Ritxi Poo, cuarenta y tres de las personas asistentes nos dejaron su pincelada poética en versos sobre las trampas. Y éste fue el resultado:

TRAMPAS

Atrapada en el calor de sus abrazos vacíos,
en este tiempo de estrafalarios timos
el deseo está en tu pelo y mis ojos que te ven.

Quitarse una máscara para ponerse otra. No siento,
sólo oculto información.

Aunque lo intentasteis, no lo conseguisteis;
perdida en ella, no encuentro la salida.
¿Cómo sospechar que bajo esa sonrisa había un pozo?
¡Supertram!... Son fáciles
cuando las piensas.

¿Y si resulta que las piedras que se nos tropiezan
sólo son trampas de las rocas?

Pasaba por el camino de la vida
y sabiendo que caeré de nuevo
ellas fueron mi cárcel de amor
y me haces caer por la misma piedra engañosa
-candado del alma de tres a seis-;
son obstáculos que aparecen en nuestras vidas
los bancos y las hipotecas.
¡Habrá que abrir trampas en el alma!

Son las palabras las mayores mentirosas
y tú eres una moneda falsa sin cruz;
caes, y en las esquinas del poliedro alguien ríe.

Sí, me miran tus ojos.
Conoces a un jugador de cartas y hace trampas;
yo también escondí más de un as en el tanga.
Ya no volveré a caer y romper mi alma.

Cuando me apresuraron para decidir,
cuando me lo contaron todo,
Nada que ver; sin querer termina por caer,
llevar me dejo de tu espíritu
sin cadenas, sin cerrojos.

Diez años de mentiras para creer que me querías
y tengo miedo de mi soledad
para tocar el cielo.
En mi baño hay un fantasma;
soy la trampa que cayó en el ratón,
¡oh, mi amor en tiempos revueltos,
sólo me queda la paciencia
que me mira desde el vaho del espejo!

NOCHES POÉTICAS

De la elaboración del texto: González Alonso
Bilbao, a 13 de abril de 2016 








0 comentarios: