viernes, 22 de enero de 2016

Cadáver Esqueleto de la velada del 21 de enero en el Ein Prosit

Poema colectivo Cadáver Esqueleto de la velada del 21 de enero en el Ein Prosit (2016)



Tras la acostumbrada presentación inicial del Equipo de Noches Poéticas, avisos, anuncios, saludos, y el anuncio del tema del Cadáver Esqueleto de la noche, la velada arranca con Tripol-Nipol, detrás de cuyo nombre se esconde la música de un dúo muy joven armado con sus guitarras, acústica y eléctrica, un variado repertorio y unas interpretaciones impecables, llenas de fuerza y naturalidad que cautivaron al respetable desde el inicio. Le sigue luego Pablo Müller, homónimo de Javier Bermúdez, acompañado de su editor, presentando su recién publicado libro en Amargord, “Contra el miedo”, y luego ya la lista de poetas y rapsodas, entre los cuales aparecerá la voz del compañero “nochepoético” Javier Triguero con sus temas habituales rescatados del cancionero de los años sesenta, canciones de compromiso y “de protesta”, como se decía entonces.

El Cadáver Esqueleto tomará el nombre del título del libro de Pablo Müller, y “Contra el miedo” será la consigna a seguir para escribir cada cual su verso, que en un total de 35, acabaron componiendo el poema colectivo de la noche.

En un ambiente bullicioso y alegre, la velada del Ein Prosit inaugura el nuevo año 2016, repleta de gente entregada a la poesía y la cultura en general; esa cultura y esa poesía que se hacen a pie de calle, generosamente gratis, solidaria y compartida.

Y éste fue el resultado del ideario colectivo del evento que se cerró con la despedida de los participantes del Equipo de Noches Poéticas, Ritxi Poo, Julián Borao, Mónika Nude, Javier Arnaiz y González Alonso, encargado de esta pequeña crónica y de la elaboración y puesta en papel del Cadáver Esqueleto.




CADÁVER ESQUELETO
CONTRA EL MIEDO

Donde los monstruos duermen y esperan a los niños
no existen esquinas donde quedarse. El mal de la vida
que es la muerte, y el miedo
como motor de crecimiento personal,
el miedo que empequeñece,
miedo a mirarte, miedo a acercarme, miedo a olvidarte.

Recorre mi piel un frío intenso; soy sólo miedo
que entra en mi cuerpo como agua en el cántaro.
No hay superación sin riesgo ni temor.
¡Qué alboroto, qué corazón tan profundamente roto
y el miedo a sentirse libre!
Ojalá desapareciera bajo las sábanas
como cuando tenía seis años.

El miedo te hace débil; pero, a la vez, fuerte.
Le di la espalda, pero la luna me abrasó con su resplandor.
Ante el miedo, a medianoche, te enciendo mi beso.
Locura, adrenalina, tormenta
donde los monstruos duermen a esperar a los niños.

El humor inteligente, ¡contra el miedo!
Fuerza
frente al miedo para superarte a ti mismo.

Las peores pesadillas no se encuentran en los sueños,
la valentía es la luz que vence a la oscuridad;
tus temores son la llave que abre el cofre de la valentía
aunque el miedo entre por la ventana.

Todo, que no quede nada.
El miedo nace en la muerte de la ilusión. No tengas
miedo al miedo…

El miedo, palabra a respetar, pero que hay que vencer.
Ama sin temor, ama sin miedo.
Me pasaría la vida ocultando lo que soy;
contra el miedo me escondo bajo las mantas,
el rincón de anoche donde nos encontramos.
El miedo es libre, pero hay que atarlo a tiempo.

Amaneceres de alegría, destellos de libertad,
recuerdo que me construyes, alas de acero.


NOCHES POÉTICAS
De la composición del texto: González Alonso



0 comentarios: