jueves, 20 de marzo de 2014

NOCHES POÉTICAS en el HOLA-BAR de la Alhóndiga




Cadáver Esqueleto Poético Bilbao con Noches Poéticas en el Hola-Bar de la Alhóndiga
19 de marzo de 2014

A las ocho y pico de la tarde en punto dio comienzo la velada poética en el Hola-Bar de la Alhóndiga bilbaína. Una excelente concurrencia de más de 120 personas dieron acogida a la apertura y presentación del libro Neurastenia de Alberto Arzua, las canciones y poemas de Antonio Román, venido desde Madrid y con el que tuvimos el inmenso placer de compartir el año pasado las jornadas de poesía en Almería en la convocatoria del II Encuentro Internacional de Poesía del Mediterráneo. Un poco más adelante, las notas al piano de Sonsoles detrás de cada poema y la participación de los miembros de Noches Poéticas, Julio González Alonso, Alberto Arzua, Javier Arnaiz, Julián Borao, Asier Triguero y Ritxi Póo junto a Manu Cajón, Juan Antonio, Begoña, Isidoro, Amaia Villa, Carlos Launaz, Carmen López Roca, Idoia Carramiñana, Santiago Liberal, Javier Bermúdez, Paula Urdinquio, Ibon Zubiela, Karla Alonso, Javier Medal, Andrea Uña, Josefa Agüera, Laureano, Luis Menéndez, Juan Luis Deza y José María Martelo.

Toda la puesta a punto de ambientación de luz y sonido no sería posible sin el trabajo y dedicación del quinto beatle, en este caso octavo nochepoético Iñaki Cerrajería .

Pero antes, el equipo de Noches Poéticas rindió un pequeño homenaje al poeta de la saga leonesa de los Panero, Leopoldo María Panero, fallecido recientemente. Se leyó uno de sus poemas acompañado del texto de Kafka que le sirvió de inspiración  para esccribir Deseo de ser piel roja. Intercalando sus voces, cada componente de Noches Poéticas fue dando forma y vida a las estrofas de la creación del genial poeta fallecido.

No podía faltar, como en cada cita nochepoética, la participación del público en la creación del poema colectivo del Cadáver Esqueleto, verso a verso y hueso a hueso escrito y ensamblado para cerrar con su voz la noche en la Alhóndiga. De ese modo, y cumpliendo la deuda pendiente con la ciudad que ya hace cuatro años viene acogiendo entre sus calles y bares las noches de poesía, arte y música, el tema y título se decidió que fuera Bilbao, el poético Bilbao del imaginario colectivo presente y que representa muy bien al más amplio de la ciudadanía de la villa.

Si la asistencia fue notable con las más de 120 personas contabilizadas en el momento álgido y muy por encima de las 80 en el momento del cierre, la participación en la escritura resultó reseñable en número, 51 papeles recogidos, y en calidad, demostrando que los asistentes no sólo conocen bien Bilbao, sino que lo aman bien. De ello damos cuenta con los versos que siguen del Cadáver Esqueleto de esta noche del 19 de marzo en los locales del Hola-Bar de la Alhóndiga:  Poético Bilbao.



Poético Bilbao

Hermosa como ninguna,
rumba la rumba rum... suena el agua al pasar bajo el puente,
charcos en el titanio
palpìtan en tu vientre los poetas.

Ciudad bella en todas las estaciones,
corazón hondo atravesado de agua,
ciudad oscura cuando eras niña y hoy llena de luz
y de alegría, encuentro
de luz y poesía al alba.
Comercio, industria... cambio, ocio... museo.
Aún percute su voz de hierro
impasible, sin alma;
fénix que recoges a tus crías entre tus alas,
quién te ha visto y quién te ve
acogedor color plata
envoltura de chocolate.

Pequeño, pero grande; húmedo gris,
pero luminoso, la piedra gris,
la atmósfera mojada.
Esta ciudad qué bonita es; no tanto
como Barakaldo, aunque se puede estar...
pero aquí me tienes
ebrio y enamorado
ciudad nacida al calor de una ría
chapotea la milésima gota, milésima una,
milésima dos,
la reina del transformismo,
corazón de hierro, ojos de lluvia, amor hacia dentro.

Todos nacemos en Bilbao. Infancia,
juventud, lugar al que regresar;
nacida del hierro, ahora crecida verde,
ciudad moderna construída sobre la ría,
botxo que pasa del gris a la luz
abierta al mundo.

Las cuadrillas recorren por una ciudad dividida,
¡ay, qué decirte, botxo de mi corazón!
Mi Bilbao herido en sus entrañas,
eres tan grande y tan pequeño a la vez...
Bilbao sucia y  miserable, trabajadora
renacida bella y europea,
gris en el pasado, color del presente,
pocas luces y muchas sombras
de sus calles empedradas, delos coches
de sus días,
entrañable, sugestiva, contradictoria,
egunon guztioi, eta mila esker aurkezpena honetara
etortzeagatik.
Tú, que derrochas hospitalidad y aber estar. Tú, a ti
porque te quiero y quiero quererte,
tristea bezain sanoa eta poza.

Noviembre eterno y mayo tan cauto
en la hermosa villa que me vio nacer;
su  ría, palpitante arteria...
Llueve, llueve y graniza a veces ilusiones
que dejan recorrer las curvas de tu cuerpo
de  pleamar.

Antaño hediondo pozo de mercantil afán
transido,
ría renovada, espejo limpio del Nervión,
lugar especial y sin duda necesario,
entrañable y cómodo para vivir,
paciente corazón plomizo, húmedo
por fuera
y por dentro
a ti, a ti elevo mis plegarias.

NOCHES POÉTICAS
Redacción y composición: Julio González Alonso

2 comentarios:

Amaia Villa dijo...

Estuvo genial la noche de ayer. Muy buen ambiente, mucha participación, bastante silencio para recitar y a mi personalmente el bar me encantó por todo el sitio disponible, diáfano, con apenas columnas, un buen escenario que se veía bien de todos los lados, repetiría sin duda. Yo lo disfruté.

Noches Poéticas dijo...



Gracias, Amaia. Esperamos poder seguir contando contigo para próximas veladas.

Noches Poéticas