jueves, 28 de febrero de 2013

Noches Poéticas y Las Noches de LUPI en el Pub Dubliners



Noches Poéticas y  Las Noches de LUPI
Velada en el Pub The Dubliners
27 de febrero de 2013

Cadáver Esqueleto:
El amor, la locura y la locura del amor

No desfallece nuestro cadáver esqueleto ni ante el ruido de fondo del público que llenaba el Pub Dubliners, ni se pierde entre los versos de autores y rapsodas delante  del micrófono, ni se despista con la música variada y fuerte del grupo de rock Bromeo o las canciones de Javier Triguero. Hueso a hueso, verso a verso, el cadáver esqueleto de la noche poética del 27 de febrero se levanta, se pone en pie y abre las mandíbulas de su calavera para hablarnos del amor y la locura. Son los versos escritos por los asistentes a la velada que aceptaron el reto y quisieron poner su voz a un poema colectivo para esta noche y para este tema en un ambiente cálido y cordial, distendido y lleno de buenos poemas y canciones.

Las Noches de LUPI tuvieron también su espacio de la mano de Noches Poéticas, y cinco poetas recitaron sus poemas para el nuevo libro que Las Noches de LUPI publicará a finales de este año cuando se complete con los autores que leerán sus trabajos en las tres veladas restantes.

Libros, poemas, poesía, música, canciones… llenan el ambiente de los bares de Bilbao en cada convocatoria de Noches Poéticas.

Pero dejemos hablar al cadáver esqueleto de esta noche con los versos que siguen y que espero sean de vuestro agrado.


¿Estoy loca por estar enamorada? ¿Estoy cuerda
por no estarlo?

Una sílaba siseaba en la noche,
destilo lágrimas para despuñes, en soledad, emborracharme.
Necesito amor, amor con todos sus nombres,
amor desesperado, amor frustrado, amor entregado
al fin
y al fin amor,
triste quietud de la callada tarde.

Si te pierdo a ti, dolor inmenso,
sós el amor de mi vida,
un amor buscado en el viento;
amor y locura, de uno de ellos nos quieren curar,
del otro nos gusta enfermar,
el amor
amor, locura, ¿qué es eso?
Dios creó el amor;
con la sangre de mis venas
y la mirada de tus ojos verdes que me estremece el alma,
morir con tu gemir.

El amor es un pájaro con dos alas
por la mañana también. Gracias
amor pasajero sin destino
nel  mío cuore, nella mía mente, sempre.

La llama de tu amor fundió mi cera;
no hay semilla como el ajo del amor.

Vivo la vida, vivo tu amor;
una alimenta mi pecho, el otro
es una espada.

El amor es contrato indefinido, ¡tan raro hoy día!

Te quiero tanto que no te quiero para mí.
Es el amor que perdura y brilla en su lejanía
y su realidad;
amor es perderse como la ola en la arena.
Te quiero tanto, amor,
que te quiero sólo para ti.


Noches Poéticas
Del texto y la composición: Julio G. Alonso

2 comentarios:

Titina Blanco Otero dijo...

Como siempre Julio, te luces con tus crónicas y ese exquisito cadaver esqueleto! Que sigan las noches poéticas llenando los bares y los corazones!

Julio dijo...

Gracias, Titina. Es fácil hacer una crónica cuando quienes participais en ella lo haceis tan bien y nos lo haceis pasar tan bien a los demás. Por mí, que no quede y que sigan las "noches poéticas".
Salud.