jueves, 7 de febrero de 2013

Cadáver Esqueleto y Poemonio en la Cita a Ciegas del Bar Zaka de Bilbao



                              

                                        Bar  Zaka de Bilbao en la velada de Cita a Ciegas


Cadáver Esqueleto y Poemonio en el bar Zaka (Bilbao)
6 de febrero de 2013

Poemonio: dícese de una relación afectiva que empieza con poesía y acaba en matrimonio. Que tome nota la Real Academia de este nuevo término, palabra que generosamente dona Noches Poéticas al rico acervo de la lengua española. Y mientras, por delante, toda la velada del Zaka dedicada a consumar poemonios en un maratón de citas a ciegas. Poemas con poemas traídos al azar, poetas y poetisas en intercambio de palabras, voces y poemas, y hasta tríos –que todo cabe en la viña nochepoética- consagraron el encuentro mágico de la noche invernal bilbaína con su arte y dedicación.

En esta jornada de Cita a Ciegas no faltó la música; es esta ocasión servida en la voz y la guitarra de Javier Triguero con los temas nostálgicos evocadores de revoluciones de los años 60 y también con la música, ritmo, vitalidad y  sugestiva frescura de Los Espontáneos, un dúo con una voz femenina, joven y llena de matices, que llenó la noche de alma y sensibilidad. Los componentes de Noches Poéticas protagonizaron su particular representación del poemonio según el guión de Alberto Arzua, quien con Asier Triguero y a dúo, condujeron esta velada de encuentros e intercambios poéticos, con naturalidad, imaginación y mucho buen humor, lo que –unido al resto de intervenciones- dejó la grata impresión de estar pasando una velada interesante, amena y divertida, como pone de manifiesto la opinión de Amaia Villa, una de las personas que participaron del poemonio: ¡La cita a ciegas, todo un éxito! Felicitaciones, chicos, por la noche que organizasteis ayer. El video de promoción ya fue un buen punto y todo en general quedó muy bien. Yo la disfruté; hubo un ambiente divertido, en el bar estuve muy a gusto, la música de "Los Espontáneos" me gustó y la compañía genial, así que ¡felicidades por vuestro esfuerzo y hasta la próxima!


                                                                    Los Espontáneos

La escritora invitada, Maria José Mielgo, nos dio a conocer su última publicación con la lectura de un relato y –cómo no- de entre el público asistente nació otro joven cadáver esqueleto dispuesto a consumar su particular poemonio. La anécdota es que, realmente, sólo encontramos la mitad, ya que la otra mitad que viajaba por la sala en un segundo folio, desapareció. ¿Se daría a la fuga ante la consumación…? El caso es que en esta Cita a Ciegas uno de los contrarios –digamos- no se presentó. Exponemos, pues, la voz del cadáver esqueleto que nos acompañó y que se expresó como podéis leer a continuación.

                            
Cadáver Esqueleto:  ¿Cita a Ciegas?

Encuentra lo que amas y deja que te mate;
explora en las entrañas
de metamorfosis difusas,
claroscuro de mariposas revoltosas
como de humo hacia la nube de los deseos.

Desordenas los lazos de mis ingles.
No hay semilla con el ajo;
del cielo para abajo
tu forma fue un anhelo entre mis brazos
para acariciarte y mimarte
y darte mil y un abrazos.
Cada uno deja una parte suya entre sus brazos
y siento que no te encuentro.

Me atormentan los recuerdos
porque de ellos vengo y a ellos voy.

Sinsabor tengo y con sed soy
silbando melodías
porque viajar es la mejor universidad,
la universidad de la vida, la escuela.

Aún no te conozco y ya te echo de menos,
escuchando creo entender lo percibido
y escuché su voz rebotando en las paredes del baño
y algo me dijo que iban a ser sus palabras el principal motivo de mi cambio.
Aunque me caigan lágrimas, sé que algún día serán de alegría.
Pasaste por mi vida y te ofrecí compañía. Sigue sonriendo, verás lo que conseguirás.
-No puedo sonreir, me quedé sin boca;
pero puedo hacer algo, sonreirte desde mis ojos.


                                            Julio, Javier, Julián... las tres J de Noches Poéticas

Noches Poéticas
Del texto y la composición: Julio G. Alonso

2 comentarios:

Amaia Villa dijo...

¡Qué bien estuvo la noche! estas citas a ciegas nos dejaron con ganas de más

Julio dijo...


¿Pues por qué no más? Gracias, Amaia. Las próximas citas, sean a ciegas o no, siempre serán poéticas.
Salud.