jueves, 12 de mayo de 2016

Cadáver Esqueleto "Pares o impares" en el Café Teatro Mistyk (Bilbao)




NOCHES POÉTICAS
11/06/16
Café Teatro Mistyk (Bilbao)


Velada concurrida, amena, tocada por la música y el bel canto en la voz de Miren de Miguel, la presentación del poemario “Días pares e impares” de Julián Borao, asistido por su editor Juanje Sanz (Ed. LUPI),  y una animada participación de muchos de cuantos se acercaron al atardecer de este miércoles al Café Teatro Mistyk y alargaron las horas de lecturas y recitados hasta el anochecer. Una nueva Noche Poética en la que pusieron sus versos en los micrófono Isabel Rivas, Carlos PC, Lumy Quint, Sofía Zaillo, César de Miguel, Martín Martínez, Yerel, Roberto López, Manoli López, Soraya Pereña, Amaia Barrena, Monika Nude, Txemi del Olmo Ritxi Poo, Javier Arnaiz, Greta Frankenfeld, Javier Bermúdez, Loren Simón, Santiago Liberal, Miren Díaz, Javi Medall y Bego Montehermoso. Y de entre los asistentes, también 38 personas se prestaron a la creación colectiva del Cadáver Esqueleto, con su ingenio, su inspiración y esa sana osadía de reflejar una opinión, un estado de ánimo, una impresión en cada verso.

El tema del “cadáver esqueleto” de la noche sobrevoló el título del libro presentado por Julián Borao; él cuenta los “días pares e impares”, nosotros decidimos “apostar a pares o impares” y lo que cada situación de vivir en pares o impares nos depara. Y así salió lo que salió. No sé si hay empate, si ganan unos o los otros. Vosotros diréis.


Pares o impares

Con pareja o con trío, yo siempre me río.
Del amor y el odio me quedo con lo primero.
Uno, al tres no lego... Me quedo con el par
de parado. ¿Por qué no un mes? Y el día 31.

No hay dos sin tres. Impar
porque el mundo me hizo así;
ser dos es complicado. Es simple
buscar pareja y ser par. Son
mis pilares para caminar.

¡A mí, dadme caña: martes y trece!

El aroma de tu piel... impar se me antoja.
Aunque estoy sola, estoy bien acompañada
y si con pares ni siquiera vuelo junto a ti
un luciente horizonte
son impares dispares mis días contigo;
naciste uno en el dado y acabaste en seis. Ahora
me van los impares, me gustan los tríos,
soy pecadora
me gusta el 23; no sé qué tiene, pero me gusta.

Dientes de sierra: disidentes, displicentes, innumerables
impares
paraísos imaginarios, reciclados,
eternos.
Impar non-es
y cuando los pares se vuelven impares
quiero volver a los pares.

Par, ¡demasiado fácil!, dame nones;
soy jodidamente impar en un mundo de pares.
¡Qué solas las cervezas en mi boca!

Todo lo impar que cabe en el número dos
soy un número negativo elevado a ti
y eres única como el 2 en los números primos
tan impar como un calcetín extraviado.

Ella eligió los días pares y él los impares.
Porque somos dos, par; porque somos uno,
impar.
Contigo o sin ti, sumo más de mil.
Hoy me quedo con impar y los buenos recuerdos.

Siempre se puede arreglar
no parecerme a nada más que a mi,
y con lo que nos sobra
seremos para por siempre.

NOCHES POÉTICAS
De la composición del texto: Julio González Alonso




0 comentarios: