jueves, 13 de diciembre de 2012

De la soledad y el amor. Cadáver Esqueleto del Café Teatro Mistyk (Bilbao)


Noche poética en el Café Teatro Mistyk (Bilbao)
12-12-12

Los mejores pronósticos se cumplieron en la noche mágica del 12 del 12 del 12 y el Café Teatro Mistyk se llenó a rebosar. La poesía, la música al piano de Álvaro Laserna, el encanto y la ternura de las canciones de Jon Arraibi, el estilo directo y el tirón del cantautor y poeta madrileño Marwan, junto con las intervenciones por parte de Noches Poéticas de: Asier Triguero, Alberto Arzua, Monika Nude, Julián Borao, Javier Arnaiz y Julio González Alonso, así como la participación de poetas y recitadores como Pepa Agüera, Loly Rubio, Manu Rodilla, Laureano Jiménez, Andrea Uña, Isabel Sánchez Hidalgo, Santiago Liberal y Fernando Marcos, entre otros, y la presencia del poeta y monologuista Manu el del Cajón, hicieron de la velada un éxito indiscutible del que nos sentimos muy orgullosos.

Cabe, con justicia, agradecer a tantas personas como nos acompañaron y siguieron con atención y respeto exquisito por los intervinientes cada una de sus actuaciones en la noche de los doces del C.T.Mistyk. Presencia y participación, también, en el acostumbrado poema colectivo bautizado como Cadáver Esqueleto, con sus versos que a modo de huesos configuran cada cadáver y le dan forma y dotan de personalidad, en esta ocasión con el tema De la soledad y el amor.

Quiero felicitar de manera especial a la joven que, respondiendo a nuestra solicitud, participó escribiendo con letra clara, firme y segura, la declaración de que se casará el año próximo, como demostración de que la soledad se supera con el amor. Muchas gracias, amiga de Noches Poéticas, y te deseo -os deseo- toda la felicidad del mundo.

Pero, sin más, vamos a engarzar los versoshuesos de este cadáver esqueleto para que lo podáis disfrutar todos. Aquí lo tenéis:



DE LA SOLEDAD Y EL AMOR.- Cadáver Esqueleto
Café Teatro Mistyk (Bilbao)
12-12-12

No murió, quedó agazapado como brizna en el desierto.
La misma cara, diferente mirada;
con la soledad el amor hizo un hueco,
durmió
saltando en días, corazón aurrucado en otros tantos,
solo
mi corazón enamorado.

Me equivoqué pensando en tu llegada, un vacío
y la soledad de ese mundo interior en amores.
¡Cómo vivir sin uno mismo! Como invierno en la piel
otoño en los ojos.
¡Cómo pesa la ausencia de la tibieza humana!
Amanece y te busco; anochece y sigo buscándote.
Desamor, soledad, tristeza…
La soledad consiste en cocinar para uno mismo,
pero la soledad tiene diferentes aspectos
y el año que viene me casaré;
asegurarme tu sonrisa será mi rutina preferida.
Pongamos al amor en desacuerdo con la soledad.

Besos secos a uno mismo en este frío invierno.

La soledad no existe, sólo es un nombre de mujer.
La soledad no sólo es estar solo.
La soledad tiene el remedio del amor.
Así que
cuando nos enamoramos olvidamos la soledad,
la nada no se queda, aún vive tu olor entre mis sábanas

Y no lo cura la edad
Y no lo apaga el dolor.
Vivo buscando alas y las encuentro de cera.
Me dolerá volver, pero mucho más el retroceder.
La llama de tu amor
fundirá mi cera.

Noches Poéticas
Montaje del texto: Julio González Alonso


4 comentarios:

sahara dijo...

Buenisimo,te hace identificar con la nostalgia de ciertas frases.
Te hace soñar con cierto asomo a la esperanza.
¿cúando se pierde la ilusión y la esperanza, qué le queda al ser humano?

Julio dijo...


Sahara, a tu pregunta no sé responderte, pero lo que sí puedo asegurar es que las personas como tú hacen mágicas las "noches poéticas". Gracias por estar.
Salud.

Julio G. Alonso

Amaia Villa dijo...

Gracias Julio, por unir una vez más nuestros versos en este cadáver exquisito.

Noches Poéticas dijo...


Gracias mil a vosotros y a ti, Amaia, por prestar vuestra inspiración para componer la magia de estos cadáveres esqueletos. Sois los verdaderos protagonistas de la noche.

Salud